Sistema de Valores Principales

Familia • Apoyamos la nutrición espiritual de la familia como uno de los medios dinámicos de Dios para
perpetuar la fe cristiana. 2 Timoteo 2:5.


Carácter • Buscamos establecer personas en la identidad y dignidad que Dios les ha otorgado para que
experimenten la libertad en Cristo y desarrollen integridad en su mayordomía. Génesis 1:26-27.
Relaciones.

 

Promovemos • relaciones saludables, auténticas y permanentes basadas en transparencia y
honestidad. (Efesios 4:12-13).

 

Servicio • Creemos que la iglesia debe operar como una comunidad unificada de servidores y personas
que administran fielmente sus dones espirituales para la iglesia local y la comunidad. (Romanos 6:14).

 

Gracia • Inspiramos a las personas a que sirvan a Cristo con corazones de amor y gratitud en lugar de un
sentido de culpa y condenación. (Romanos 6:14)


Potencial • Reconociendo que las personas son el recurso más valioso que Dios ha puesto en nuestras
manos, buscamos desarrollar el potencial que hay en ellos. (Efesios 4:11-12).

 

Excelencia • Como Dios entrego lo mejor, buscamos honrarlo a Él manteniendo el más alto nivel de
excelencia en todo lo que hacemos. (Colosenses 3:23-24).


Creatividad • Continuamente evaluamos nuestras formas y métodos buscando relevancia cultural y la
efectividad máxima en nuestros ministerios para Cristo. (I Corintios 9:18-23).


Diligencia • Creemos en la ética de ser obreros diligentes e idóneos como condición para ser productivos y prósperos en el Reino de Dios. (Proverbios 10:4; Eclesiastés 9:10; Proverbios 3:8-9)


Trabajo en equipo • Estamos comprometidos a un modelo de equipo en el ministerio y una organización
que equipa y capacita a la gente. (Efesios 4:16; I Corintios 3:8-9).

 

Compromiso • Promovemos, modelamos y respaldamos nuestras palabras con acciones. Creemos
firmemente en el cumplimiento de lo que nos comprometemos. (Santiago 5:12)


Honra • Reconocemos el valor de las personas e imitamos a Dios honrando a las personas, no por lo que puedan tener o dar sino simplemente por lo que son. (Romanos 13:7 y 1 Samuel 2:30)